Entrevista a Jaime Belda.”Nuestras marchas estarán presentes en la Semana Santa de Cuenca”

Jaime Belda

Reproducimos la entrevista realizada por Rubén Serrano  y  publicada en LA VERDAD del lunes 4 marzo de 2019.
 –
Todo empezó una tarde de septiembre de 2012, en un multitudinario concierto en la explanada del Muelle y con la colaboración del cantaor flamenco Curro Piñana. Desde aquella puesta de largo, la Unión Musical Cartagonova no ha hecho más que crecer, acumulando actuaciones en días festivos y en concursos tanto locales como internacionales, como el de Dosbarrios (Toledo). La banda cartagenera, constituida en 2012, tocó la cúspide en julio de 2017, con su participación en uno de los certámenes más relevantes del panorama nacional: el de Valencia, en el Palau de la Música. Ahora, la agrupación capitaneada por el director de orquesta Jaime Belda (Valencia, 1942) dará el recital inaugural de la Semana Santa de Cuenca, de Interés Turístico Internacional, como la de Cartagena. Será el día 9, ante las 900 personas que llenarán el Teatro Auditorio. En su repertorio, Belda tiene preparadas marchas cartageneras.

– El recital es uno de los actos principales que organiza la Junta de Cofradías de Cuenca.

– Es uno de los más importantes, además del pregón. Están todas las entradas vendidas. Cartagena tiene fervor por la música de Semana Santa y en Cuenca no es menos. El sonido cartagenero estará presente. El programa consta de obras de todo tipo, pero algunas típicas de aquí. Como prólogo, sonará el ‘Perico Pelao’ [que anuncia la llegada de los Soldados Romanos]. Luego, otras más destacadas de aquí, como ‘El Destierro’, popularmente conocida como ‘San Juan’, también ‘Marcha Lenta’, de Jerónimo Oliver, ‘Ecce Homo’ y ‘Crucifixus’, del cartagenero Alberto Pina.

– ¿Cuándo le comunican a la banda el concierto?

– El comisario general de la Cofradía Marraja José Francisco López, tiene amistad con el presidente de la Junta de Cofradías de Cuenca, Jorge Sánchez. Nos lo comunicaron en diciembre y ni te cuento el trabajo que estamos haciendo desde entonces. La banda titular, de 75 miembros, ensaya durante tres días para devolver esa confianza que han depositado en nosotros. Aquí ha tocado la Inmemorial del Rey. Para nosotros, es el concierto más importante en nuestra corta etapa, casi a la misma altura que la participación en el Certamen Internacional de Valencia.

– Desde ese momento, no han hecho más que crecer.

– Estamos en la buena línea, trabajando con seriedad a pesar de las dificultades propias de una banda amateur. No tenemos un local propio. Estamos en un bajo de la calle Alfonso X, pagando un alquiler que no podemos. Trasladarnos al antiguo colegio Antonio Arévalo nos daría más facilidades y en el Ayuntamiento han puesto interés. De momento, nos apañamos como podemos. Como siempre, pedimos instrumentos prestados. Para el recital inaugural de la Cuaresma en Cuenca, hemos pedido unos instrumentos de percusión a las bandas de allí. Aquí tenemos, pero están obsoletos, no son presentables para un concierto así.

– ¿Está valorada la labor de la Unión Musical Cartagonova?

– Sí. Prueba de ello es la invitación al concierto de Cuenca, para dar a conocer las marchas de la Semana Santa de Cartagena. Me ilusiona mucho y estaremos con los cinco sentidos. Nuestra banda, como la mayoría, tiene una escuela de formación antes de dar el salto a la titular, cuando adquieren un nivel. Es un proceso lento, pero natural. La titular es de 75 y la otra, Juvenil, de 40. Pero siempre hay alguna baja, porque hay estudiantes que se van de Erasmus. Hay uno en Alemania y otros dos han ido a seguir su formación universitaria a Madrid y a Salamanca. Es lo normal, lo lógico en una agrupación amateur. Lo asumimos.

Reportaje de Rubén Serrano
Foto de Antonio Gil / AGM